gOtasmAr en esEncia…gOtaS sOn mIs suEños… maR que flUye eS mi vIda

uN ActO De ReBeLdíA

  

 

Soy como soy, y soy lo que veis, con mis amigos ´físicos´, o aquí con vosotros, (faltaría más que en su casa una no pudiera ciscarse en arameo).
También en el trabajo. Se pasan muchas horas con tus compañeros como para tener que ceñirte a unas pautas de comportamiento que no te sean del todo propias.

Pero en la calle es otro cantar. Soy comedida aunque a veces me lleven los demonios, intento agradecer al camarero el pedido que me trae aunque casi me lo tire en la mesa, a la estanquera mis Ducados puestos ya sobre el mostrador antes que se los pida, a la panadera cuando vuelvo sobre las 3 de la tarde le sonrío y le cuento alguna cosilla.
La quiosquera era un poco siesa al principio, pero yo no me esforzaba mucho, la verdad. De un tiempo a esta parte, los fines de semana cuando le compro los suplementos de prensa, charlo con ella unos minutos. Le gusta mucho leer y nos intercambiamos opiniones.
El dueño del taller de coches que opera junto a mi portal me saluda y me llama niña. Una vez me hizo un favorcillo para pasar la ITV y no me quiso cobrar. Le regalé un chorizo de Zamora (de los buenos, de los de mi madre) y tan contento el hombre.
El dueño del bar de enfrente siempre, siempre me saluda y eso, a pesar de que nunca entro y no le hago un euro de gasto, porque no soy dada a mezclar churras con merinas, y donde vivo no me gusta tomarme el Agua de Escocia habitual con mi gente.
Total, que después de casi trece años aquí, voy siendo conocida. Entro y salgo fugazmente sin mucha alharaca y sin molestar.
Pero los vecinos….¡ah, los vecinos!
Le estoy cogiendo cariño a la Abuela Puri. La fachada de esa guardería tan bonita, con sus colores pastel, ha hecho que los beatos que se concentraban en la esquina de adoración diaria a María, se hayan esfumado y no me atruenen las orejas con la musiquita del bólido, ni me dañen la vista con sus estupendos torsos al aire y sus desvaríos perennes.
Pero mi vecino de arriba sigue llegando por la mañana enfarlopao y el UNICO día que no madrugo siento encima de mi cabeza danzas batusis al ritmo del PO PO PO PO PO.
Entre semana mis siestas son interrumpidas por algun/a bien nacido que decide ensayar para algún festival de alaridos al ritmo algún acorde pseudo-flamenco.
La publicidad impenitente de los buzones campa a sus anchas por el suelo del portal y de las escaleras.
Mis buenos días, tardes o noches, que es prácticamente lo único que doy, a veces son contestados…a veces no. Así que ayer me dije:
BASTAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!
¡¡Mi reacción será terrible y que salga el sol por Antequera!!

A las 10 de la noche he abierto la ventana de la cocina de par en par porque da a un patio de luces chiquito donde se tiende la ropa, y a las ventanas de los “cantaores”… puse a Billy Idol a toda mecha y me dispuse a disfrutar de una dulce venganza.
¡A chorrarla!

 

 

Que digo yo….que direis algo….

Anuncios

5 comentarios

  1. Ray.

    Cada cual es un un mundo y cada uno hace lo que piensa y cree y a veces hay que tener los pies en el suelo y aflojar en algo porque sino nos comen.Feliz semana

    20 agosto, 2010 en 10:35

  2. gOtaSmaR

    juas! vata dos…Angel- casi que me quedo con lo que tengo..más vale lo malo conocido..uff quien me diria a mi que iba a decir esto yo que soy de las que les gusta descubrir !!!Joan..juas! con la iglesia hemos topado!! jaja si es que hay personas con unos "hábitos" muuuu raros!!! Africa y julio iglesias realmente tiene que ser una dura penitencia joan…de verdad..un besazo niño

    14 agosto, 2010 en 16:20

  3. Joan

    En África, todo el poblado eran los vecinos. Y las noches de ceremonia oías el tam.tam sin parar. Me molestaba más los entierros. Una semana entera de bailoteo toda la noche. ¡Julio de Iglesias! Ir a África para soportar toda la noche al julito, es la peor de las torturas. Un abrazo: Joan Josep

    14 agosto, 2010 en 13:13

  4. Joan

    A mi, eso de vivir en un convento, me ha privado de tener vecinos. ¿si? ¡¡¡No!!! Que el de la habitación de al lado, con aquello de que él a partir de las cinco ya no duerme, me pone la radio a toda pastilla a las seis. O el del otro lado, que se le ocurre ducharse a las cuatro…Pero eso le da salsa a la vida.

    14 agosto, 2010 en 13:13

  5. Ángel Iván

    Te los cambio por los míos, encima tengo una cuadra de tres que no sabe que jugar con el Jabulani en casa tiene riesgosLas de abajo con "me gusta la gasolina" desde las 10 de la mañana hasta las 2 de la madrugada -a diario-Mi portero que si le dices buenos días, te escupe y friega el suelo con ácido sulfídrico en vez de jabón.Y no sigo, porque las palabras que suelo oir de mis vecinos es "grrrrr" (grito de jabalí cabreado)¿Me los cambias?, jeje, un besote y buen finde.

    14 agosto, 2010 en 11:04

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s